S?bado, 02 de octubre de 2010

?

El Vaticano y los Beatles

Por Sigifredo L?pez Herrera

?

A John Lennon en su 30 aniversario luctuoso

?

Hace 45 a?os, un 13 de agosto de 1965, los Beatles partieron del aeropuerto de Heathrow en Londres con destino a Nueva York para su nueva gira americana. Al d?a siguiente 14 aparecieron en la televisi?n estadounidense y luego en el Shea Stadium, dando uno de los m?s memorables conciertos, no por las excelencias de su actuaci?n o sonido, sino por lo que represent? su presencia en el territorio americano.

Era la primera vez que un grupo musical llenaba el estadio de beisbol. Las escenas tomadas en aquel show se han convertido con el tiempo en uno de los documentos fundamentales para comprender el fen?meno de la beatleman?a. La gira americana tuvo tambi?n dos momentos cruciales: su?presencia en el Hollywood Bowl de Los ?ngeles, concierto que fue grabado, y la despedida el 31 de agosto en San Francisco. Aquel d?a, John Lennon desencaden? uno de los m?s formidables esc?ndalos de los a?os sesentas, ?en qu? estar?a pensando? Declar? que los Beatles eran m?s famosos que Jesucristo.

Escribe uno de sus bi?grafos, el escritor Jordi Sierra I Fabra, de donde he tomado esta informaci?n, que John dijo lo que pensaba, pero tambi?n hay que matizar la forma en que lo dijo, que no fue la misma que reflej? la periodista que le hizo la entrevista. Aunque John Lennon desminti? inmediatamente sus palabras y las enmarc? de nuevo dentro del contexto de lo que hab?a querido decir, la caza de brujas volvi? a conmocionar a los Estados Unidos: la quema de discos y fotograf?as de los Beatles, demostraron que los fanatismos no estaban muertos, s?lo callados, a la espera del adecuado y preciso instante para resurgir como as? ha sido siempre.

?Qu? pas? ese d?a que las palabras de John Lennon convulsionaron al mundo? Aparecieron t?tulos en los peri?dicos calificando al grupo de m?sicos ingleses de sat?nicos, irreverentes, blasfemos, ofensivos, antirreligiosos, herejes, anticristos, que hasta ellos mismos se asustaron. "Es que ustedes han malinterpretado mis palabras pues no quise decir lo que ustedes se imaginaron", dijo el beatle en 1966 en reuni?n con la prensa. La declaraci?n de Lennon se?alaba tambi?n "que cuando he visto que esto se estaba convirtiendo en algo serio he comenzado a preocuparme seriamente. De lo que he le?do y observado tengo la impresi?n de que el cristianismo no est? tan cerca de la gente como en el pasado, que se est? perdiendo el contacto".

Pienso que esto es muy interesante cuando John Lennon dice que el cristianismo no llega a la gente como pudiera pensarse o creerse, algo de hecho que molest? al Vaticano, y fue una observaci?n muy aguda de su parte en aquel tiempo si se piensa como dice el propio Jordi Sierra sobre la acci?n de los fanatismos, es decir, aquellos que son intolerantes ante la creencia, que cualquier declaraci?n relacionada con la religi?n puede cimbrar al mundo y resentir intereses colectivos.

Recordemos que los Beatles alcanzaron dos papados: el de Juan XXIII de 1959 a 1963 y el de Paulo VI de 1963 a 1978, dos ilustres prelados universales a los que se les debe la modernizaci?n de la Iglesia con el Concilio Ecum?nico Vaticano II en donde se trataron temas como la vida lit?rgica, las relaciones sociales y? la Iglesia en el mundo moderno. Cabe destacar que la posici?n actual del Vaticano con el padre Rasinger a la cabeza llevando el nombre de Benedictus XVI, ha sido tomada con madurez poco vista por parte de la Iglesia y a su vez con un sentido fresco y carism?tico en homenaje a los 40 a?os de la separaci?n del c?lebre grupo que ocurriera en 1970, junto con el recuerdo de la ?ltima producci?n discogr?fica que generara el cuarteto de?ingl?s desde 1968 con su volumen The Beatles conocido como el ?lbum Blanco, y en 1969 con Abbey Road y, finalmente, en 1970 el disco Let it Be, siendo el primero de estos tres de la predilecci?n del Vaticano.

Una obra musical como el llamado White Album con 30 canciones que seg?n los cr?ticos de la revista La Mosca en una edici?n especial para coleccionistas, con esa producci?n los Beatles regresaban a lo b?sico, es decir, a los temas sencillos, sin mucha instrumentaci?n y en la que todos intervinieron: 24 canciones de la autor?a de Lennon y McCarthney, 4 de George Harrison y una de Ringo Starr, Don?t Pass Me By, su primera opera prima grabada con los Beatles, de ah? las palabras del director actual del peri?dico L?Osservatore Romano, Giovani Maria Vian, al manifestar que la m?sica del grupo "es hermosa y el solo escucharlos uno se olvida de todo".

L?gicamente el adjetivo "hermosa" y lo que le sigue cierra y concluye de una vez por todas la pol?mica verbal latente y silenciosa del vendabal de cr?ticas y opiniones?que trajo aquel lapsus linguae de hace 45 a?os en 1965, al que se le consider? una blasfemia contra el Hijo de Dios, Jesucristo, y que desde entonces la Iglesia conden?, entre comillas, a cuatro muchachos que no llegaban a los treinta a?os de edad, melenudos, que su ?nico pecado consisti? en imprimirle historia original a la m?sica pop de aquel momento y haber producido en ese a?o del 65 dos sendos discos Help y Rubber Soul e inmortalizar su nombre para siempre con canciones inolvidables de la talla de I Need You, Yesterday, Tocket to Ride, Another Girl, Michelle, Norwegian Wood, entre otras.

Traer a este espacio escritural el significado de la palabra "blasfemia" y definirla de acuerdo a los acontecimientos suscitados entre el Vaticano y los Beatles y adentrarnos en su etimolog?a y todo aquello que le concierne desde el punto de vista religioso, ser?a una p?rdida de tiempo por tres razones: 1) Ya nadie se acuerda del altercado, 2) El cuarteto jam?s le dio importancia a lo largo de sus siete a?os de existencia porque jam?s volvi? a repetirse, y 3) Como bien dijo Ringo Starr, el Vaticano nada tiene que perdonarnos, aquello fue?una simple malhumorada que nos hizo sentir mal y Paul se lo dijo a John, aqu? termina la cita.

Hagamos, finalmente, un poco de memoria: el Dios de John Lennon fue siempre su madre, Julia, a la que respet? a pesar de todo desde que ?l vino al mundo bajo el bombardeo de los alemanes?en 1940. Supo de la separaci?n de sus padres y de la agitada vida de su madre a la que quiso mucho hasta su muerte en un tonto accidente. Creo que de haber vivido ella, Julia Stanley, hubi?semos tenido a otro John Lennon y jam?s se hubieran dicho aquellas?palabras que se siguen malinterpretando hasta la saciedad y de las que todos hemos abrevado de ellas.

Saltillo, Coah., 2 de octubre de 2010

?


Publicado por siglophe @ 18:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios