Domingo, 03 de octubre de 2010

?

?

?

Christopher Marlowe

Por Sigifredo L?pez Herrera


?

FAUSTO: ?Qu? hacemos ahora Mefist?feles?

MEFIST?FELES: No lo s?. Pero nos maldecir?n con campanillas, libros y velas.

ACTO II de FAUSTO de Christopher Marlowe

?

?Acabo de enterarme esta semana que en Inglaterra ha estallado una aut?ntica marlowman?a, debido a la muerte, ocurrida hace 400 a?os, del poeta y dramaturgo isabelino Christopher Marlowe (1564-1593). La moda cultural de hoy es Marlowe, y creo que hasta el mismo joven poeta, donde quiera que se encuentre, si no es que al lado del mismo Mefist?feles, estar? carcaje?ndose de su suerte, pues jam?s imagin? que a costa suya el mundo contempor?neo abrir?a un espacio para recordarlo con el ?nico fin de develar su oscura personalidad y lo atractivo de su leyenda.

Nadie olvida la pol?mica suscitada a mediados del presente siglo XX sobre la producci?n literaria y la existencia misma de Shakespeare. C?mo era posible --dec?an los especialistas-- que hombre alguno acumulara tanta belleza y verdad. Que la sabidur?a de una vida breve tuviera tanta actualidad en los futuros siglos por venir. Este enigma literario irrumpi? en la vida de Christopher Marlowe, pues se hablaba de sus grandes semejanzas en im?genes po?ticas y fraseolog?a con las de Shakespeare.

Marlowe naci? el mismo a?o que el autor de Romeo y Julieta, 1564. Se destac? precozmente como estudiante de la Universidad de Cambridge y public? obras dram?ticas y poemas antes que el autor de Otelo. Seg?n la leyenda que lo cubre entre ominosas sombras, muri? en una ri?a de taberna en 1593. Calvin Hoffman escritor norteamericano escribe en un ensayo "El asesinato del hombre que fue Shakespeare" (The Murder of the Man who was Shakespeare), que quienes mataron a Marlowe estaban al servicio de un amigo, Sir Thomas Walsingham, el mismo que simul? el crimen para evitar que fuera juzgado por ateo.

Hoffman genera la duda acerca del asesinato de Marlowe. Tambi?n se sabe que la primera obra que apareci? con el nombre de Shakespeare fue "Venus y Adonis", publicada cuatro meses despu?s del crimen. Marlowe goz? en su breve vida de una mayor reputaci?n que Shakespeare. Era, como lo es hoy, de acuerdo a la noticia que nos llega, un gran ?dolo en Inglaterra escribiendo sonetos, a tal grado que se le empez? a considerar como el gran rival del autor de Hamlet. Y no era para menos si el propio Shakespeare retrata a Morlowe proporcionando una idea del hombre que le atribuy? cosas sobrehumanas.

Por ejemplo,?se pregunta?Marlowe: "?Ha sido su esp?ritu instruido para escribir cosas sobrehumanas, lo que me ha herido de muerte? No, ni ?l ni sus compinches han asustado mi versos. Ni ?l ni ese aspecto afable y familiar que todas las veladas las atiborra de sugestiones, pueden vanagloriarse victoriosos de mi silencio. No ha padecido temor alguno, pero cuando su fisonom?a ha sublimado sus versos, entonces me ha faltado a m? tema y esto ha debilitado los m?os".

De una u otra manera, la muerte de Marlowe benefici? a Shakespeare y con ello el contraer una "deuda literaria" con Marlowe. Hay quienes han llegado a los extremos al decir que Marlowe era Shakespeare y viceversa; de que el nombre de Shakespeare que se remonta a los formados por Shakesper o Shagspere era ficticio, que jam?s existi? y, sin embargo, los cr?ticos se?alan que durante el reinado de Isabel I se escribi? m?s acerca de Shakespeare y de su obra que de ning?n otro personaje plebeyo de aquella ?poca.

Seguramente los libros de Charles Nicholl y Antony Burges, sobre todo del segundo con su libro "Un muerto de Deptford" haya tenido una enorme acogida entre los ingleses, porque Marlowe, adem?s de ser un dramaturgo y poeta, aport? nuevas ideas y rompi? con cierta preceptiva literaria de aquella ?poca. Los ?xitos de Marlowe en plena gloria fueron "Tamberl?n", "El jud?o de? Malta", El doctor Fausto (el primer Fausto), "Eduardo II", que compartieron el aplauso junto a Romeo y Julieta. Los bi?grafos apuntan que la leyenda de Venus y Adonis (que llevara al lienzo el gran Tiziano) fue un tema amoroso tratado en la antiguedad por Te?crito, luego por Dante y Chaucer. Spender y Marlowe versifican el mito de la pareja del amor. Venus y Adonis es considerado un bello poema donde se logra una perfecci?n que no existe en algunos poemas de?Marlowe, sin embargo, ?ste es el genio que truncar? el destino y que para que exista Shakespeare es preciso que sucumba Marlowe. En pocas palabras no cab?an los dos en el mismo universo de la poes?a isabelina.

De lo que s? estamos seguros es que en la Inglaterra de hoy, el propio Marlowe se ha convertido en un "poeta maldito" que atrae la atenci?n por diversos factores hist?ricos y mitol?gicos. De ?l se dicen cosas inverosimiles?que han puesto a los estudioso al borde de la locura, y porque si todo lo que se dice de ?l es mentira o verdad, por otro lado aumenta la euforia por saber que era esp?a, agente secreto, espadach?n, negociante y pendenciero, cosas que a?n no han sido comprobadas.

Pero en fin, seamos pacientes y esperemos el arribo de la literatura generada por este aniversario luctuoso literario y ojal? podamos al menos contemplar por el momento, el ?nico retrato de Christopher Marlowe en donde aparece con su rostro ovalado, bigote, labios gruesos, espesas cejas y, sobre todo, due?o de una mirada a punto de estallar en su agudeza juvenil y precoz.

Saltillo, Coa., s?bado 12 de junio de 1993



Publicado por siglophe @ 11:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios